ConciertosMúsica

Carajo y el público paraguayo unieron actitud en el Sport Colombia

Pasaban mis 14 años, cuando la tv arremetía con tres pibes que hacían algo más que acordes en determinada escala, era Carajo, sonaba Sacáte la Mierda en un canal que hoy día solo muestra reality shows. El sábado, con mis 25 años encima, casi una década después, volví a sentir que no estaba sólo, el trio punk almidonado de nu metal, comandado por Corvex, Tery, Andy, dieron al público local, la locura que hacía falta: música y polenta sudamericana.

El festival Paraguay Alternativo organizado por Diorama convocaba a varias bandas locales en el Sport Colombia de Fernando de la Mora, entre ellas: Salamandra, Nod206, PornoStars, Shok, Forget Me Not.

También estuvo presente una banda brasilera de potencia y presencia, haciendo covers de Slipknot, el nombre: Masked Maggots.

carajo-en-paraguay
…pero señores, a quien voy a mentir, la cita era con Carajo. Al menos, la mía, era una cita con la memoria, los días pasados, y el background músical de varias etapas desde mi adolescencia.

La luna acoplaba con nubes algunas gotas de lluvia, pasaban los minutos, las miradas se cruzaban entre cielo y público, la lluvia no era bienvenida. Al rato, se observaban las estrellas, seguido, arrancaba el trío punk numetalero.

Los acordes de Langer daban la bienvenida a “Acido”, tema que abría el segmento Carajero, 4000 almas asomaban sus saltos, sus manos, sos oidos, sus gritos. Desde la primera melodía no sabía si era química lo que existía, o si era un mar de almas que se ponían de acuerdo para repartir buen pogo.

“Buenas noches Asunción, estamos contentos de estar nuevamente acá, cumplimos 10 años, y siempre que venimos sentimos que una parte del corazón de Carajo está acá” decía Corvata, refiriéndose al público, pintaba un lagrimón, de golpe iban con “Ironía”, se armaba el primer gran pogo de la noche (de los buenos).

Las luces del escenario, tenues, acompañaban a Andy, con el gran parche insignia del fondo. Corvata, sin esconder el paso de los años, demostrando que justamente esto no es “alternativo”, o lo llevás como parte de uno o no. Y seguían los temas “Libres”, “Acorazados”, “Humildad”. Gran sonido, para una gran banda.

“Chicos, el rock es amistad, todo sigue, hay que continuar, bien por los del medio” nuevamente Corvata haciendo particípe al público, mirando hacia los que estábamos en modo nirvana saltando y cantando. Y ciertamente el rock es amistad, te cruzás con gente que no veías hace más de dos años, o más, y en el pogo no existe edad, sólo música.

Sin saber de donde salían las pilas, o de donde muchos sacámos el tercer pulmón, aún me pregunto como hizo tanta gente para aguantarse “Sacáte la Mierda”, y “Chico Granada”, sin dudas, los himnos que quedarán resonando en el predio del Club Sport Colombia.

carajo-en-paraguay11

Se venía la despedida, gente desconocida terminaba abrazada en el pogo, se apagaban las luces, se iban los de Carajo… para volver gracias al “una más y no podemos más”; terminarían la noche covereando a Nirvana, mientras sonaba “Smell like teen spirit”, para finalmente decir hasta acá vamos, dimos todo.

“Nos vamos, hay que hacerlo de seguido, gracias Paraguay, Paz!” eran las palabras de despedida de Marcelo Corvalan.

A esa altura, solamente quedé observando lo que pasaba enfrente mío, y a mis costados, mucha amistad, mucho rock, mucha birra, mucho porro, muchas remeras, muchos tatuajes, muchas banderas con mensaje de esperanza; solamente espero que la actitud no muera, solamente espero que sigan existiendo más bandas como Carajo, de ser así, el rock seguirá vivo, y la sangre sudaca seguirá teniendo polenta para sacarse la mierda cada vez que sea necesario, ya que, una cosa es hacer rock, otra cosa diferente es quedar en la historia, de las personas que escucharon tu música.

Gracias ¡Carajo! vuelvan pronto.