Conciertos

Bolivia Tropical: Cumbia Not Dead

El underground y el valor de la inocencia entre tanto ruido y tanta pinta se hizo valer hace algunos días en una festichola-encuentro-bailongo, ponéle nombre vos, o que lo pongan ellos. De título Bolivia Tropical, el nombre dice algo y dice nada a la vez, si no fuiste, habrá gente que te hable de la misma, si fuiste, fuiste testigo de muchos colores esparcidos, una pista de baile, djs haciendo mashup de temas cumbia, pero no seas gil, te hablamos de la cumbia del futuro, y también de la cumbia del pasado, esa cumbia de esta región sur del continente. Al fin y al cabo la cumbia es a esta región como lo es el jazz a los norteamericanos (ambas con casi mismo origen: ritmos africanos traidos por los esclavos, y a esto agregále instrumentos de la época antes de las colonias españolas).

bolivia-tropical-asuncion-cumbia-paraguay

El cuerpo latino combinado con el calor asunceno, las bebidas frías, y temas que rotaban de Calle 13 a “vamooo looo pibeeeh” a ritmos jamaiquinos de hace más de 30 años regalaban buena onda a zurdos y derechos (y algunos ya inclinados a altas horas de la noche a causa del fernet) en la casa-disco-bar montada en la casa de algún barrio de Asunción. Una casa normal, común y corriente como la tuya, como la mía, como la de tu vecino se convertía en la disco de la noche, con grafos que firmaban con palabras como “Boligamia”, y nadie entendía nada, pero como que se entendía todo entre tragos y volumen de los mix electro-cumbia; hasta una galería de dibujos que se armó en una casa, una especie de expo abierta a todo público, pero en este caso, abierta solamente a lo´ pibe´ que se hacían parte en la festichola.

El underground solamente se mueve cuando la el underground se mueve (suena a declaración de seguidor de Justin Bieber, pero no sé como explicarte que “la vagancia se mueve cuando los del bajo se juntan” es algo que capaz muchos no van a entender entre tanta disco de alto vuelo y rascacielos sin nubes), y el boliche de casa en casa se impone, la autogestión, y el remover de identidad propia se luce en aquellos héroes anónimos, como aquellos que empezaron hace (muchos) años haciendo mixtura de tambores, maracón, vientos… y nada, vamo lo pibeh nomá, padelante, y la piba también.

Cumbia not dead. Latinoamerica tiene sangre, y mucha. Van fotos (de algún boliviano con cámara y con facebook), weepee weeepeee!