[sharify]

El pasado 21 de septiembre estrenó Blindspot, la nueva apuesta de NBC, en medio de mucho hype y criticas dispersas en torno a su argumento y a la trama. No fue, sin embargo, hasta este fin de semana que pasó que decidí ponerme al día con los primeros 7 episodios de la serie (alternando cada tanto con los resultados de boca de urna de las municipales, pero eso no viene al caso).

El piloto comienza con Jaimie Alexander, completamente desnuda y con el cuerpo cubierto de tatuajes saliendo de una maleta en medio de Times Square. A partir de ahí inicia el misterio de la mujer tatuada y sin memoria, el enigma que representan sus tatuajes (y la combinación entre ellos), así como la angustia y el deseo de ella de saber – básicamente – quién es y cuál es su función.

A partir de acá- SPOILER-: de entrada la serie llama la atención por ser una mezcla entre Memento y Prision Break, en algún momento también la sentí cercana a Orphan Black, pero únicamente por la búsqueda y lucha por una identidad propia por parte de la protagonista (aclaración necesaria para evitar el escrache y ejecución en plaza pública).

Blindspot

Volviendo a las dos primeras: Jane Doe (así se nombra a las personas sin nombre: Jane, para las mujeres, y John, para los hombres) tiene el ¨mapa del tesoro¨ tatuado por todo el cuerpo, lo cual guiará a Kurt Weller (Sullivan Stapleton) y a su equipo de agentes del FBI a una serie de casos por resolver, que parecieran estar cuidadosamente diseñados por el mismo responsable de los tatuajes.

Jane, dentro de todo, constituye una amenaza para el FBI – no saben quién es ni de dónde vino, pero la están dejando participar de sus operaciones – y para el juicio de Kurt Weller, ya que se trataría de su vecina desaparecida hace 25 años, por la que el ahora agente siempre se culpó.

A la par que los cuestionamientos éticos que plantea el personaje de Alexander, como sobre lo que implica ser una buena persona y obrar de buena manera (ser bueno y hacer algo malo en defensa de los bueno, ¿está bien o mal? Yo no pienso responder) y los flashbacks que van apareciendo en consecuencia con estas reflexiones, aparecen otra serie de blindspots (did you get it?) como la disputa de poder entre la CIA y el FBI, y como se va marcando el camino para la detonación de este enfrentamiento quizás con el final de la primera temporada; el rol de ciertos personajes ¨secundarios¨ como Mayfair, quién aparentemente se trae algo entre manos, o Zapata y Patterson, quiénes me parecen que la van a cagar en algún momento; y la relación Weller/Jane: ambos constituyen el ¨blindspot¨ del otro.

En repetidas ocasiones varios compañeros del FBI le marcan al agente Kurt Weller que su juicio se nubla cuando de Jane se trata, y Jane claramente siente un compromiso con ser la persona que Weller perdió hace 25 años (su identidad no está 100% confirmada, pero ella desconoce eso), afirmando que él su ¨punto de partida¨.

Quizás la serie no sea más que otra policial sobre seguir pistas, atrapar chicos malos y resolver un misterio principal, o tal vez, vaya por un camino algo más profundo sobre conocerse a uno mismo, la necesidad de – muchas veces – perderse para encontrarse y de reconocer un ¨punto de partida¨ en algo o alguien para seguir el camino correcto… Por ahora la serie va por su octavo episodio, así que es muy difícil de saber. Fue confirmada para una segunda temporada y no se descarta que pueda llegar a tener hasta 7 temporadas. Ya ha recibido críticas buenas y otras tantas malas. El guion completo está en el cuerpo de Jane, y todavía no vamos ni por la mitad.