Articulos

Aterciopelados ofreció un colorido show en Asunción

Aprovechando el tercer aniversario de Nacho Rey se armó una fiesta al estilo mexicano en el estacionamiento del Paseo Carmelitas, con la esperada visita de la banda colombiana Aterciopelados.

El papel picado y las piñatas daban la bienvenida a la gente que poco a poco iba llegando al predio. Aproximadamente a las 23, los Kita Pena fueron los encargados de dar inicio a la fiesta haciendo bailar a todos con su mezcla de ritmos. La banda repasó las canciones de sus dos discos, Turista en mi país y Lo de menos.

Kita Pena abrió la fiesta del tercer aniversario de Nacho Rey Cantina. Foto: Male Bogado.
El infaltable ukelele, característico sonido de Kita Pena. Foto: Male Bogado.

Pasados algunos minutos de la medianoche los Aterciopelados con Andrea Echeverri y Héctor Buitrago al frente suben al escenario, en su segunda visita a nuestro país, 20 años después. La excéntrica vocalista dio la bienvenida a todos los que asistían por primera vez a un show de la banda.

La voz mezzosoprano de Andrea Echeverri sorprendió a todos por su perfección en vivo. Foto: Male Bogado.
El bajista Héctor Buitrago, la otra mitad de la naranja de Aterciopelados. Foto: Male Bogado.

Los colombianos recorrieron varios de sus clásicos, publicitando ahora mismo su Reluciente y Rechinante Tour. Pasaron canciones como Maligno, Baracunata, El Estuche, El Álbum y Rompecabezas, coreadas por gran parte del público que en ese momento ya superaban las mil personas.

El mensaje de la banda con una mujer al mando es claro: respetar y querer harto (como dicen en Colombia) a las mujeres. Foto: Male Bogado.
Buitrago también dio su mensaje de respeto a las razas latinoamericanas, todos somos uno y el amor entre nosotros debe prevalecer. Foto: Male Bogado.

Presentaron el cover He Venido a Pedirte Perdón, que forma parte de un disco tributo a Juan Gabriel para luego interpretar Soy la Semilla Nativa, con un importante mensaje de parte de Buitrago: cuidar nuestra naturaleza y respetar a las comunidades indígenas. Continuaron con Cosita Seria y luego Andrea Echeverri presentó 2 canciones muy personales: Yo y Yo Amo Mis Piernas, ambas con un contenido que habla sobre la importancia de ser uno mismo y de mantener en alto la autoestima y el autorespeto.

Además de su voz, Andrea Echeverri acompaña con la segunda guitarra y todo tipo de percusión. Foto: Male Bogado.

Luego sonaron Re, Bolero Falaz, Luz Azul y Florecita Rockera, desatando nuevamente los saltos del público, la banda se retiró por unos minutos y reaparecieron ante la insistencia del público para despedirse con Candela, AMO y La Estaca.

El dúo se mostró muy cómodo tocando en Asunción, deleitando a un público alegre con sus éxitos de una extensa carrera, recordando la primera visita al país 20 años atrás. Foto: Male Bogado.

Fueron aproximadamente una hora y media de un show colorido y contundente. Algo importante y digno de destacar en Aterciopelados es que no solo se preocupan por interpretar sus canciones sino también aprovechan la oportunidad para dar mensajes sociales importantes sobre los que debemos tomar conciencia. La banda se despidió del público paraguayo no sin antes expresar que para su próxima visita no deban pasar otras dos décadas.