ActualidadArticulos

Es hora de hacer historia

(Por @gonzatepes) Es hora de exigir más. Hay argumentos para ilusionarse y no traer el título de tierras ecuatorianas sería un rotundo fracaso.

El Sudamericano sub 20 ‘Juventud de América’ se disputará entre enero y febrero del próximo año en Ecuador, otorga cuatro boletos para el Mundial a jugarse en Corea del Sur en junio de 2017.

Bajo esta premisa, la selección paraguaya viene arrastrado un proceso que lleva un año vigente y que arrancó bajo la dirección de Gustavo Morínigo, siguió con Carlos Humberto Paredes de forma interina y tiene hoy a Pedro Sarabia como encargado de formar al semillero de la selección mayor.

Y por primera vez en mucho tiempo se cuenta con un número importante de jugadores consolidados y ganando roce en Primera. Tales son los casos de Sergio Díaz y Blas Riveros; que ya juegan en Europa, o el mismo Julio Villalba, cuya partida a la Bundesliga está sellada. Pedro Báez estará en el no menos exigente fútbol estadounidense (viaja en una semana).

Otros casos son los de Jorge Morel, Josué Colmán, Yonathan Samaniego, Rodi Ferreira, Sebastián Ferreira, Gianluca Fatecha, Alexis Fernández, Jesús Medina, Diego Melgarejo, Cristian Paredes, Rodrigo Bogarín, Hernán Garcete, Mathías Villasanti, Juan Carlos Jiménez, Santiago Irala, Richard Prieto, Arturo Aranda o Richard Britez, que pelean por consolidar su nivel y la titularidad en sus respectivos equipos.

Varios de los anteriormente mencionados ya dieron que hablar este año. Se perfilan como las grandes promesas a seguir en un mercado paraguayo que exporta cada vez más a las grandes ligas.

Sí, dirán que son ‘fruto’ de la imposición sub 19, pero es ventaja que los juveniles aprovechen los minutos en Primera, junto con los hombres de experiencia, después de todo la práctica hace al maestro y uno no nace sabiendo.

El trabajo es pesado. Las prácticas suelen realizarse los lunes y martes en el Albiróga de Ypané, a doble turno. Posteriormente son liberados para retornar a sus clubes. El juego colectivo es la prioridad en un grupo inspirado en el porte individual de varios compañeros.

Alentadora es la calidad que deja ver la Albirrojita, por ahora en los partidos de preparación. Esta año se empató en dos oportunidades con Uruguay de visitante. A Chile se lo encaró de local con un empate y posterior goleada (3-0); ahora viene Perú, el 28 y 31 de agosto, que es la última selección en confirmar la disposición de los suyos.

Paraguay no gana un Sudamericano desde hace 45 años. En las últimas tres ediciones tuvo dos subcampeonatos (2009 y 2013), ya es hora de reclamar el sitial que la historia le debe al fútbol paraguayo, es el momento de traer a casa el título. Ecuador 2017, allá vamos.

*Saúl Salcedo se recupera de una grave lesión, no llegaría para la convocatoria final