Conciertos

Aniversario Shamrock: Catupecu Machu volvió para rompernos el suelo

El segundo aniversario de Shamrock fue la excusa ideal para un nuevo encuentro con una de las bandas más reconocidas de Latinoamérica, que también aprovechó para celebrar con el público paraguayo sus 20 años de carrera.

Llegando a Arena Circo uno se encontraba con espacios muy bien dispuestos: 5 puestos de ventas de bebidas, otros de comidas para todo tipo de gustos, baños muy bien posicionados y cómodos sectores de las marcas auspiciantes. Algo que vale la pena destacar de la organización de Shamrock es colocar los sectores VIP a los costados, dejando siempre un amplio espacio frente al escenario. Todo listo para disfrutar de una gran fiesta del rock.

Pasadas las 23 horas, los 2Drumashup, que hace unos años vienen sorprendiendo con su propuesta potente e innovadora, fueron los encargados de romper el hielo, haciendo un recorrido por los temas que los hicieron conocidos en interesantes versiones y variando géneros desde rock, pop y hasta electrónica.

2druamashup-paraguay-bateria
Las baterías de 2Drumashup encendían la noche del segundo aniversario de Shamrock. Foto: Male Bogado.

Cada vez iba llegando más gente al predio, y eso vaticinaba lo que se venía. Pasando la medianoche Salamandra sube al escenario, agradeciendo a la organización por tantas noches de farra y recorre sus principales éxitos, demostrando porqué es una de las bandas nacionales con mayor arrastre. Temas como Todo en tu Cabeza, El Avatar, Finnito y El Avión marcaban la previa del plato fuerte de la noche.

A minutos de las 2 de la mañana los Catupecu Machu se dejan ver en el escenario y empiezan su show con un ritmo apabullante que no da tiempo al respiro, con su vocalista Fer Ruíz Díaz moviéndose por todo el escenario y sonriendo permanentemente al público, reventando con temas como El Grito Después, Confusión, Oxido en el Aire, Gritarle al Viento y Plan B: Anhelo de Satisfacción.

Fue la séptima visita del grupo a nuestro país, y cada vez que vienen continúan con la misma energía, o incluso más que la última vez, demostrando todo el tiempo que tocar en Paraguay para ellos es un placer.

El show siguió con un intermedio de canciones más lentas pero que en ningún momento perdieron la potencia que caracteriza al grupo. Cuentos Decapitados, En los Sueños y Cuadros Dentro de Cuadros pasaron siendo coreados, bailados y saltados por el público presente. Una mezcla de treintañeros que vivieron su adolescencia escuchando a Catupecu y gente más joven que posiblemente conoció a la banda en su segunda etapa, ya más experimental. Esta parte del show cerró con Across The Universe, de los Beatles, demostrando una vez más la gran capacidad vocal de Ruíz Díaz.

La gente colmó Arena Circo en el segundo aniversario del bar céntrico Shamrock. Foto: Male Bogado.

Fer dedicó el corte de su último disco El Mezcal y la Cobra a su hermano Gabriel, bajista y fundador de la banda, quien sufrió un accidente de tránsito en el 2006, imposibilitándolo de seguir haciendo música, seguido de un caluroso aplauso del público.

Catupecu Machu siguió reventando los parlantes con Hechizo, gran cover de la banda española Héroes del Silencio, destacando también al multiinstrumentista Macabre en los teclados. Más tarde se vino Dale! tema homónimo del primer disco del grupo y que hizo temblar toda la Arena Circo.

A Veces Vuelvo, uno de los principales éxitos de la banda, que dejó corear al público casi toda la canción acompañando con palmas. Luego, Macabre volvió a sorprender, ahora en el micrófono principal con un cover de los Ramones: Blitzkrieg Bop, haciendo delirar al público que no paraba de saltar.

Fer recordó los 20 años de trayectoria del grupo, alabando al público paraguayo con frases como “Dan ganas de venir siempre” y “Llámennos pronto así volvemos antes de fin de año”. Y cerraron la noche con Y lo que Quiero es que Pises sin el Suelo pasadas las 3:30 de la mañana, a esta altura un himno de la banda.

Catupecu Machu a pleno, marcando el final de un show único. Foto: Male Bogado.

Catupecu Machu visitó una vez más nuestro país: 20 años de carrera y 7 discos de estudio fueron traducidos en más de 2 horas de show enérgico, brutal y capaz de sacudir las cabezas de todos los presentes.

Definitivamente, vamos a esperarlos siempre. ¡Salud!