Conciertos

Andrés Calamaro en Paraguay, un bohemio de las tablas

(Por John Caballero) Con entradas a determinados sectores agotadas días antes del recital, estrenando disco y banda se presentó en el Yacht & Golf Club Paraguayo (Court Central) el Sr. Andrés Calamaro, primero sentado al teclado, y luego parado al frente con su guitarra y un calamar de peluche colgado al micrófono.

Eran pasaditas las 22:00 horas, ponele 22:13. Calamaro entró fuerte, al tobillo con el himno “Mi Enfermedad” de los Abuelos de la Nada, canción que daba inicio a unas dos horas aproximadamente de show y casi en su totalidad coreada por todos los presentes, que solamente se sintieron un poco perdidos y no cantaron algunas de las canciones del Disco nuevo, que le da nombre a esta Gira: “Bohemio”.

El carismático Salmón se paseó por sus casi 40 años de carrera, demostró que se sentía como en casa, se sentó a tomar un buen mate amargo con el público, canto milongas, Cantó a Gardel, a Loud Reed, tocó la quena(flauta andina), se emocionó, derramo algunas lágrimas, beso la bandera, besó el escenario que vendría ser como besar el mismo suelo nuestro, Menciono a Mick Jagger, no descartó que este tuviera un hijo paraguayo. Hizo que coreáramos “Cuídese Charly… Cuídese” para Charly García que esta recuperándose de una afección cardíaca. Hasta se solidarizó con las protestas contra la pifiada del Congreso en el caso “No Desafuero a Victor Bogado” diciendo: “Ajenos pero no ingenuos, acompañamos en su lucha, en su protesta al pueblo de Paraguay”. Sólo le faltó fumarse un porrito que el publico le acercó al escenario, en vez de eso lo guardo en su bolsillo.

No solo el veterano Salmón cautivo al público. Los Músicos que lo acompañaron: Baltasar Comotto, Julián Kanevsky en guitarras, Mariano Domínguez en bajo, Sergio Verdinelli en batería y Germán Wiedemer en teclados también supieron ganarse aplausos con sutileza y arte.

Uno de los momentos altamente emotivos fue cuanto tocaron “Los Chicos”, canción que Calamaro compuso para sus amigos que según dice la letra “se fueron primero” mientras iban apareciendo fotografías de grandes músicos ya fallecidos en la enorme pantalla de led, uno tras otro: Luis Alberto Spinetta, Aníbal Troilo, Piazzola, Carlos Gardel, Federico Moura, Alberto Olmedo, Luca Prodan, Pappo Napolitano, Miguel Abuelo y Polo Corbella ( dos ex compañero de Andrés en Los Abuelos de la Nada), Julián Infante y Daniel Zamora(los dos últimos ex compañeros de Andrés en Los Rodríguez), en tanto finalizaban la canción lo iban enganchando a “De Música Ligera” de Soda Stereo.

Era evidente que las letras le llegaron al público, y esa noche se sintió eso, que la música de Andrés Calamaro conmueve auténticamente a través de los años, pues vimos a personas de varias edades y distintas nacionalidades totalmente rendidas a la emoción.