ArticulosCiencia

Thinking Development o como solucionar problemas con ayuda de la ciencia

La profesora Daniela Vera enseña en el Colegio Santa Elena. Es Lic. en Lengua Inglesa y Lic. en Psicología. Enseña la materia que se llama Thinking Development o Desarrollo del Pensamiento que va desde 7mo a 9no grado, también coordina el programa bilingüe del colegio que empieza en jardín y va hasta 8vo grado. 

«Esta materia nació desde el deseo de ofrecerles a los alumnos algo diferente, innovador y por sobre todo que les sea útil para la vida. En la asignatura trabajamos las habilidades de pensamiento crítico, el método científico y la creatividad. La misión es formar jóvenes reflexivos, racionales, que se basen en evidencias científicas, que disfruten de hacer preguntas y también de hallar resultados. Desde esta necesidad de querer dejarles herramientas que le sirvan para el resto de la vida, decidimos hacer la materia en inglés para así complementar todo lo ya mencionado» propone la educadora.


Esto lo logran mediante la metodología llamada el Aprendizaje Basado en la Indagación, básicamente, trabajan sobre los intereses de los alumnos, sobre lo que ellos, proponen, buscan, preguntan y están interesados. Agrega «De esta manera, si ellos se preguntan el por qué de algo, en clase investigamos y tratamos de encontrar respuestas. Así empezamos el año, los alumnos estaban interesados en la problemática del plástico y empezamos a realizar proyectos e investigaciones, vimos documentales, leímos artículos e investigaciones, seguimos juntos cuentas de instagram dedicadas a informar sobre el tema, escuchamos podcasts, y tratamos de llevar lo aprendido a proyectos específicos». 


En un grado plantearon la pregunta de cuánto plástico desperdician en el colegio. Los alumnos ubicaron bolsas y basureros especiales designados a la recolección de plástico en todo el colegio, cursos, grados, patio y oficinas. Descubrieron que en un mes llegamos a juntar 45 kilos de plástico. Otro grado, al escuchar esa información decidieron hacer algo al respecto y colocaron nuevos basureros especiales y todo el plástico que íbamos recaudando, entregábamos a una empresa que se dedica a la recolección de plástico para su reciclaje. Por último, alumnos de otro grado se dispusieron a reutilizar parte del plástico recolectado y construir algo que quede para el colegio. Hicieron lámparas (que hoy cuelgan en el colegio), una butaca (investigaron y descubrieron que hay una mezcla de plástico con cemento que hace que éste sea mucho más resistente y quisieron hacer eso), otro grupo hizo planteras, uno hizo un dispenser para toallas de papel para colocar en la clase y otros hicieron porta marcadores y borradores de pizarra, para colocar en todas las clases.


«Todo esto transcurrió en la primera mitad del año, luego al volver de vacaciones normalmente empezamos a trabajar en lo que sería la Feria de Thinking Development, la cual se realiza todos los años. Este año debido a su interés hacia el medio ambiente y los daños que el uso indiscriminado del plástico estaba causando, les pedí que inventen algo que pueda resolver un problema ambiental. La idea planteada fue que ellos elijan un problema, lo investiguen con mayor profundidad y de allí partan a planear, diseñar y construir su invento» comparte sobre el proceso y la ejecución de las ideas.

Algunos de los proyectos fueron:

  • Un basurero interactivo que motive a los niños pequeños a tirar la basura siempre allí. El basurero estaba diseñado con colores vivos y equipado con un sensor y una tapa con diseño de cara de animal que se abría cada vez que alguien acercase algún tipo de basura. Y así el basurero «comía» la basura. 

  • Un filtro para colocar en los caños de escape. Construyeron cuatro prototipos, dos para moto y dos para auto o camioneta. De esos dos, uno de ellos usarían para probar si funcionaba y el otro como modelo para poder comparar cómo quedaba aquel que fue usado. El filtro se llama SMOKELESS.

  • Un protector orgánico que no daña los arrecifes de coral. Las alumnas afectadas por el daño a los océanos, descubrieron que los protectores solares con sus químicos dañaban a los arrecifes de coral y así mataban a varias especies, entonces investigaron, entrevistaron a un dermatólogo y así crearon su protector solar orgánico que no causa daño alguno, al cual llamaron SUNTASTIC.

  • ECO – BAG, el invento de estos alumnos fue poder proveer en un sólo artefacto todos los utensilios para poder tener una vida más sustentable, en la mochila había pajitas de alumnio, termo de agua, vaso para café reutilizable, tela de abeja, cubiertos de bambú, cepillo de diente de bambú, bolsas reutilizables y un lugar donde tirar la basura. 

¡ORGULLO #SantaElena! 🤩 Felicitaciones a nuestra profe @danivera y a nuestros chicos, ¡POR SUS LOGROS! 👏🏻⭐️🏆#repost …

Posted by Colegio Santa Elena on Thursday, October 3, 2019
  • H.O.P.E es un kit que los alumnos diseñaron para enseñar a los niños más pequeños cómo plantar árboles. El kit tiene semillas, tierra, abono, un cuento que les explica la importancia de la plantación de árboles, instrucciones y porta nombres para que cada niño identifique a su planta.
  • Ozone protector, un artefacto construído de una parrilla de metal y diseñado para que la gente pueda quemar su basura u hojas ahí, en la chimenea de la misma habían filtros de aire que limpiaban las impurezas del humo, conteniendo también el fuego para que no se propague.
  • Citronet, un difusor de citronela que ahuyenta a los mosquitos. 
  • Full-bag, fue un invento diseñado para que las personas no se olviden de sus bolsas reutilizables al ir al súper o a otras tiendas. El dispenser cuenta con un velcro en la parte posterior para que se pueda adherir al baúl del auto y ahí guardar y retirar fácil y ordenadamente las bolsas.
  • Birds’ World una jaula construida por alumnas de octavo grado exclusivamente para el cuidado y conservación del pájaro campana, el cual descubrieron se encuentra clasificado como especie en peligro de extinción.

  • The Composter es un triturador de basura construido a partir de un taladro, hojas de cuchillos de tramontina y latas de durazno. El mismo tritura los desechos orgánicos para facilitar la producción de compost o abono.

  • E.S.C es un triturador a menor escala que el anterior y enfocado a la trituración de cáscaras de huevo, los alumnos hallaron que este material es perfecto para la producción de compost.

  • Alumnos del 9no grado diseñaron y armaron una página web llamada Stop Carbon, en la misma se encuentra información sobre el peligro del dióxido de carbono para el medio ambiente y una calculadora para que cada persona pueda calcular su huella o el impacto de carbono que deja en el medio ambiente.

Estos son algunos de los proyectos realizados por los alumnos del Colegio Santa Elena este año. Todo nació de sus intereses y cada proyecto está respaldado por una pequeña investigación científica.

Esta fue una tarea que requirió esfuerzo, ambición, creatividad, capacidad para resolver problemas y tolerancia a la frustración, por parte de todos los involucrados. Con mucha voluntad y trabajo duro lograron realizar los proyectos que fueron presentados en la Feria de Thinking Development.