Turismo

Dark tourism: escalofriante recorrido por lugares de terror en el mundo

En los últimos años el dark tourism se transformó en un fenómeno global en el cual la gente busca lo extraordinario en turismo y viajes, fuera de lo común, nada de playas ni colores atractivos sino zonas de guerras, lugares catastróficos y todo tipo de destinos poco convencionales.

Netflix se apropió de algunos de estos destinos en formato de serie-documental para su título Dark Tourist, donde muestran lugares súper extraños y de misterio para visitar.

El destino número uno de esta lista es Aokigahara en Japón, es conocido como “el bosque de los suicidios”. La historia cuenta que el bosque es el descanso de demonios japoneses, tanta es la superstición que los que deciden terminar con su vida van a perderse en él, es así como tiene el récord de ser el lugar elegido para poner fin a sus vidas. Las autoridades se han tomado medidas para evitar más suicidios, los árboles del bosque tienen numerosas señales de advertencia en varios idiomas para ayudar a las personas que piensan suicidarse.

La Batalla y Psicofonías De Belchite, Zaragoza, España, es el pueblo que quedó devastado durante la guerra civil española en 1937, murieron más de 5.000 personas, los visitantes comentan que a la noche se siente un ambiente escalofriante y algunos confirman escuchar psicofonías. El casi desaparecido pueblo se conoce hoy como Pueblo Viejo de Belchite continua abandonado y es el centro de turistas curiosos.

El Gran Hotel Viena en Córdoba, Argentina, sobre la costanera de Miramar se encuentra el Hotel Viena, en algún tiempo fue un lujoso hotel que albergó a muchas celebridades y personalidades de renombre, entre aquellos visitantes, también se albergaban familias alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, los lugareños reconocen presencias fantasmales.

La ciudad de Pripyat, Chernóbil, Ucrania, es una de las mayores tragedias humanas y ecológicas, las radiaciones envenenaron a más de 8 millones de personas, la ciudad fue desalojada masivamente como así también las ciudades de sus alrededores, el acceso esta prohibido pero se pueden hacer visitas a las ciudades abandonadas cercanas.

La Prisión de Sighet, Rumania, estuvo abierta para delincuentes hasta 1918 y a principios del régimen comunista fue un centro de detención para disidentes pero en realidad era un centro de exterminación hasta 1950. Actualmente funciona como un museo, tiene 51 celdas de exposiciones. Cada sala está tematizada como la deportación o la resistencia comunista, tienen grabados los nombres de las 8.000 personas que murieron en las prisiones comunistas de Rumania.

El protagonista también viajará a México DF, para asistir a la peregrinación de una mujer que adora a la Santa Muerte, justo en el tradicional y respetable Día de los Muertos.

En Medellín, Colombia, pareciera de chiste pero no es así, existe un «turismo del narco», por llamarlo así, ya que son paseos por casas, departamentos, y lugares que pertenecían al narco de los narcos: Pablo Escobar Gaviria.

Las ruinas del castillo de Elizabeth Báthory, más conocida como La Condesa Sangrienta, Hungría. Se cuenta que cuando la condesa queda viuda a los 44 años empiezan sus crímenes, torturar y desangrar a jóvenes para bañarse en su sangre y de esta forma evitar envejecer. Cuando Elizabeth comienza sus atroces crímenes de una manera descontrolada, el Rey interviene y la toma como prisionera en su Castillo, sellaron la pared con solo un pequeño hueco por donde le daban la comida, fue así como murió a los pocos años. El castillo donde vivía y fue prisionera es el Castillo de Cachtice, que en un incendio en 1708 se destruyó pero quedaron sus ruinas para los amantes del terror.