Actualidad

Comunicado del Serpaj sobre el atropello a los derechos humanos durante la marcha Diversxs en Hernandarias

Ante la preocupante violencia desplegada por personas vinculadas con grupos antiderechos contra quienes marchaban pacíficamente en la ciudad de Hernandarias en el marco de la Segunda Marcha Diversxs, quienes conformamos el Servicio Paz y Justicia, Paraguay, manifestamos nuestra plena solidaridad con las personas comprometidas con dicha marcha. Las mismas se encontraban ejerciendo sus derechos constitucionales de reunión y manifestación pacífica, derechos absolutamente desconocidos por grupos antiderechos que desde un posicionamiento autoritario, belicista y violento, rodearon la casa en la que quienes participaban de la marcha debieron resguardarse ante los agresivos ataques con piedras y bombas lanzadas por los grupos violentos.

Este hecho fue motivado y perversamente legitimado por la inconstitucional Resolución N° 3076/19 del 27 de septiembre emitida por la Municipalidad de Hernandarias y su intendente el Lic. Ruben Amancio Rojas. Esta normativa desconoce derechos constitucionales básicos relacionados con la libertad de expresión, de manifestación, de reunión, de libre expresión de la personalidad y de libertad ideológica. Estos derechos básicos fueron violentamente suprimidos por el discurso del fundamentalismo belicista y de esta manera la propia autoridad municipal habilita el ejercicio impune de la violencia de los grupos antiderechos contra pacificos manifestantes.

Esta situación instala un inquietante precedente porque no existe nada mas peligroso para el desarrollo de la ciudadanía democrática que la cercanía del fundamentalismo belicista con el poder. Por tal motivo, hacemos responsables a las autoridades locales y nacionales de la garantía y protección de los derechos mencionados de las personas protagonistas de la Segunda Marcha Diversxs.

Recordemos que el Estado paraguayo ha asumido compromisos con la Agenda 2030 y precisamente el objetivo 16 se vincula con la promoción de sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, la provisión de acceso a la justicia para todos y la construcción de instituciones responsables y eficaces a todos los niveles. Si lo ocurrido en Hernandarias queda impune, se estaría legitimando las condiciones opuestas a lo enunciado en el objetivo 16 de los ODS y con ello se otorgaría a la violencia belicista vía libre para continuar con la destrucción de los derechos básicos de las personas.

Instamos a las personas afectadas a reclamar judicialmente la reparación de los daños causados y a las autoridades a ejercer las acciones públicas que correspondan, de manera a restablecer la paz social abandonando este tipo de acciones de exclusión, que frenan y atrasan al Paraguay en el desarrollo de una convivencia pacífica y democrática. La vigencia plena de un Estado de derecho es responsabilidad de todos y todas.

Compartimos la Declaración Pública de SOMOSGAY

Posted by Amnistía Internacional Paraguay on Sunday, September 29, 2019